Inhalantes & solventes

¿Qué son los solventes?
(Tricloetileno, tetracloroetileno, acetato de etilo, acetona, tolueno, benceno, cloruro de metileno)
Comunmente conocidos como Cemento, Chemo, Mona, Activo, Pegamento, Resistol, PVC, Gasolina, Thinner, etc. son
depresores a estas sustancias se les llama por lo general solventes por su capacidad de disolver otros compuestos. Los solventes activos tienen como función diluir sustancias no hidrosolubles. Se pueden comprar en ferreterías, tlapalerías o tiends de auto-servicio, son relativamente económicos y las dosis en la calle se pueden adquirir fácilemnte. Sin embargo, ninguna de estas sustancias se produce con fines de consumo humano. Son herramientas de trabajo en diferentes oficios y cumplen propósitos industriales.

Efectos
El efecto de cualquier solvente comienza unos inutos después de haber sido inhalado y finaliza aproximadamente una hora después de la última inhalación. Aunque sus mecanismos de acción son diferentes, todas actúan deprimiendo el Sistema Nervioso Central en forma similar al alcohol.
Generalmente pueden disminuir los reflejos, pueden provocar nauseas, mareos y desorientación. En casos de intoxicación severa pueden aparecer alteraciones del lenguaje, debilidad muscular, oscilación involuntaria de los ojos, delirios y ocasionalmente alucinaciones con conductas alteradas que pueden llegar a provocar estados violentos en la persona. A estos efectos se les añade una serie de estados mentales que van desde la desinhibición y las sensaciones de ligereza, euforia y bienestar, hasta distorsiones visuales y modificaciones severas en los procesos mentales.

Dichos efectos están relacionados con la toxicidad de estas sustancias. Unas horas después de que inician los efectos, aparece una resaca o “cruda” con dolores de cabeza, desorientación, pérdida de coordinación y mareos. Esto empeora progresivamente a medida que se sostiene o aumenta el consumo. En poco tiempo, el daño al tejido nervioso es irreparable y los impactos se vuelven prácticamente permanentes.

¿Cuáles son sus riesgos?
Existen muchos riesgos relacionados con el Consumo de inhalables, los cuales cambian dependiendo el tipo de producto y pueden manifestarse desde lo práctico, como que la bolsa de pegamento o de cemento se quede pegada alrededor de la boca de una persona, hasta la aparición de quemaduras y llagas por abrasión al utilizar thinner o aguarrás.
El principal riesgo es general para todas estas sustancias y tiene que ver con el daño a células del sistema nervioso: las neuronas. La comunicación entre estas células es posible gracias a que están cubiertas con una sustancia llamada mielina, un tipo de grasa, que le permite a las células modificar sus propiedades de conducción eléctrica y poder conducir los mensajes de un punto a otro.
Con el consumo de estos productos, la cubierta de mielina se va deteriorando en todas las neuronas alrededor del organismo (centrales, periféricas, sensoriales y motoras), desgastándose hasta el punto en el que ya no les es posible llevar la señal eléctrica a su destino, lo cual se resume en un deterioro progresivo en la motricidad y la coordinación, la sensibilidad en general y la capacidad de concentrarse o realizar procesos complejos. Estas sustancias son tan agresivas para el cuerpo, que las consecuencias de su consumo se tornan rápidamente irreversibles y permanentes.

¿Los inhalantes son adictivos?
Ya que sus efectos involucran una alteración de los procesos del cerebro, incluyendo diversas áreas involucradas con el placer, se puede formar un habituamiento y una dependencia psicológica. Además de esto, generan una fuerte tolerancia, por lo que con el tiempo se necesita aumentar el tiempo de inhalación para llegar a estados similares a las primeras experiencias. Esto provoca un incremento en el impacto en el impacto al organismo y afecta directamente en su deterioro.

Legalidad
Es legal comprar este tipo de productos en cualquier lugar. En lugares como la Ciudad de México hay ciertas regulaciones como presentar identificación o comprobante de mayoría de edad. Por lo general, si la policía te encuentra portando dichas sustancias y piensa que son para el consumo inhalado, puede confiscarlas, llegando incluso al arresto en caso de encontrarte intoxicado o consumiendo en la vía pública bajo el cargo de faltas a la moral o vagancia y mendicidad, pero nunca bajo el cargo de consumo de un narcótico ilegal.

Reducción de daños

Estos productos no son para consumo humano. Estas sustancias cuando se introducen en el cuerpo, provocan daños fuertes y de manera rápida. Por esto, desaconsejamos fuertemente su uso como sustancia para alterar la conciencia. Si piensas utilizar estas sustancias o conoces a alguien que lo haga o piense hacerlo, estos son algunos consejos que pueden ayudar a evitar situaciones difíciles e incluso salvar vidas:

• Nunca fumes tabaco durante o inmediatamente después de inhalar. Muchas de estas sustancias son altamente volátiles, pueden prenderse en llamas fácilmente y pueden quedarse impregnadas en las manos, en la cara y en la ropa.
• Trata de no inhalar en espacios cerrados, los vapores de estas sustancias se quedan atrapados y se puede sufrir una sobredosis simplemente por estar adentro. Si no puedes evitar estar en interiores, intenta tener siempre la puerta y las ventanas abiertas para facilitar que se vayan los vapores. Verifica que ni tú ni las otras personas se recuesten o permanezcan sentadas cerca del nivel del suelo, pues al ser más pesados estos vapores que el aire, se quedan en la parte inferior del cuarto y no logran ventilarse. Estar a nivel del suelo puede causar una intoxicación similar a tener el cuarto cerrado completamente.
• Busca hidratarte bien y comer en la medida de lo posible, de lo contrario, el deterioro y el impacto causado por estas sustancias en el cuerpo será mucho mayor y se presentará rápidamente.
• Trata de que pase el mayor tiempo posible entre cada vez que consumes, de esta manera, le das mayor oportunidad a tu cuerpo de procesar todos los residuos tóxicos que estas sustancias provocan al pasar por el organismo. Los riñones y el hígado son los primeros órganos en fallar debido a la carga que les provoca desintoxicar al cuerpo de estos residuos. Lo mejor que puedes hacer es NO CONSUMIRLOS.




Author: AlejandroIV

Share This Post On