MDMA

¿Qué es la MDMA?

(3,4-Metilendioximetanfetamina) mejor conocida como Éxtasis, tacha, nena, comprimido, cristal, hielo, M. Pertenece al grupo de las fenetilaminas y de las anfetaminas, es un estimulante bastante potente con varias propiedades únicas. La manera más común de sintetizarla es por medio del safrol, un aceite que se encuentra en una gran variedad de plantas, raíces y semillas. Se sintetizó de manera accidental en 1912, pero la primera comunicación científica sobre los efectos fisiológicos en seres humanos data de 1976 y se debe al químico, farmacólogo y psiconauta Alexander Shulgin. Sus presentaciones son principalmente pastillas o tabletas (tachas), cápsulas, polvo o cristales.

¿Cuáles son sus efectos?

La MDMA incrementa los niveles de la serotonina y otros neurotransmisores como la noradrenalina y dopamina. Provoca una sensación de apertura emocional e identificación afectiva con otras personas (empatogénesis), así como la sensación subjetiva de estar en paz o en un estado de felicidad (entactogénesis). El proceso que logra esto también distorsiona los sentidos, las cosas parecen sentirse mejor, escucharse mejor, brillan más los colores y cambian los sabores. Subir la dosis puede producir ansiedad y paranoia, por lo que afecta de manera contraproducente la capacidad de socializar con los demás.

Otros posibles efectos físicos incluyen la resequedad de la boca, mandíbula trabada, pupilas dilatadas y sudoración o náusea. Los efectos del MDMA pueden llegar a parecerse a los de otras anfetaminas causando pulso cardiaco acelerado, mareo y falta de sueño.

¿Cuáles son sus riesgos?

Una pastilla suele contener entre 80 y 100 mg. de MDMA. Tomar más de 200 miligramos puede resultar en una sobredosis, caracterizada por taquicardias, hipertensión y aumento de la temperatura corporal, puede llevar a un colapso nervioso o complicaciones cardiovasculares.

Es relativamente común inhalar MDMA. Si lo haces, asegúrate de que se encuentre ben pulverizada para no dañar tu tabique nasal y no compartas los popotes.

Además, es común que la MDMA esté adulterada, aunque existe la posibilidad de que solo esté adulterada con cafeína, en ocasiones se han encontrado pastillas adulteradas con piperazinas, lidocaína, ketamina, metanfetaminas, anfetaminas, PCP, DDT, MMDA y MDA. Todas estas sustancias pueden poner en riesgo tu salud y provocar efectos muy diferentes a lo que se espera del MDMA.

Consumir con frecuencia MDMA puede producir disminución de larga duración en las funciones cerebrales incluyendo aquellas que involucran a la serotonina, produciendo ansiedad, depresión, irritabilidad, o paranoia. La MDMA aumenta la presión arterial. Si padeces afecciones del corazón o problemas de circulación, NO las consumas. Además, consumir MDMA mientras se están tomando antidepresivos inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO’s) puede ocasionar la muerte.

¿La MDMA es adictiva?

Aunque la MDMA provoca una adaptación del organismo y los sistemas serotoninérgicos del cerebro se modifican fuertemente con el uso crónico, aún si este ocurre sólo en fines de semana, lo que puede llevar a un “síndrome de abstinencia”, que incluye depresión y distintos trastornos orgánicos y psicológicos que pueden llegar a ser permanentes. Debido al vínculo que existe entre la serotonina y los procesos de placer y bienestar psicológicos, el MDMA provoca fuertes dependencias pxicológicas.

Legalidad

Bajo el marco regulatorio internacional, las leyes mexicanas y específicamente la Ley General de Salud, la MDMA está considerada como un narcótico ilegal y su distribución y producción se considera un delito. Recuerda que portar cantidades mayores a 40 miligramos en polvo o cristal o una tableta con un peso mayor a 200 mg o comprar para varixs amigxs puede llevarte a la cárcel bajo el cargo de narcomenudista. ¡Ten cuidado!

Reducción de daños

  • Consumir MDMA con cualquier otra sustancia que aumente o disminuya el ritmo cardiaco puede significar problemas cardiovasculares o malestar relacionado con la presión.
  • Mientras más cortos los intervalos es mayor el impacto al organismo, lo mejor es dejar pasar al menos unas semanas entre consumos.
  • No mezcles MDMA con otras sustancias y es mejor usar dosis pequeñas
  • La MDMA provoca deshidratación corporal y ésta se incrementa cuando estás bailando. Es importante que te mantengas hidratadx y que no sustituyas el agua por el alcohol
  • Es común aumentar el consumo de tabaco durante el efecto del MDMA. Se recomienda que regules tu dosis de tabaco para reducir el riesgo de irritaciones o ulceraciones de boca y garganta.
  • Tomar antioxidantes (como la vitamina C) puede ayudar a reducir los cambios bruscos de los niveles de serotonina durante y después del viaje. Puedes tomarlo en concentrado o comer frutas ricas en vitamina C como naranjas, limones, ciruelas, cerezas, manzanas, etc.
  • NO MANEJES ni realices actividades que puedan poner en riesgo tu vida o la de los demás. La MDMA, como la mayoría de las sustancias psicoactivas, genera alteraciones en la coordinación y disminuye la capacidad para realizar tareas que requieran concentración
  • La MDMA es pesada para el estómago. Si la vas a tomar hazlo después de una comida suave y no consumas otros irritantes, especialmente alcohol. No hay problema con usar antiácidos o antináuseas.
  • Los efectos de la MDMA pueden generar sensaciones placenteras que fácilmente se pueden convertir en estimulación sexual.

Recuerda siempre estar protegido y cargar condones contigo, úsalos para cada relación sexual sin importar si tu compañero/a es cercano o desconocido. El sexo bajo los efectos de la MDMA se puede volver agitado e intenso por los que es importante cambiar regularmente el condón y usar mucho lubricante.




Author: AlejandroIV

Share This Post On