Vaca mira a otra Vaca

la Bienal de Pintura Rufino Tamayo es un esfuerzo que conjunta instituciones como la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca, Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo, El Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca y la Fundación Olga y Rufino Tamayo A. C. Este evento inicio en de 1982 como una iniciativa del mismo Tamayo en colaboración con el INBA. Regularmente en los primeros meses de cada ano el se abre la convocatoria para abrir la exposición completa alrededor de octubre y dura hasta Enero del siguiente año. En el 2016, la Bienal numero XVII registro 667 propuestas plásticas. El jurado conformado por Manuela Generali, Dulce María de Alvarado, Saúl Villa y Eric Pérez, escogieron 53 obras, pertenecientes a 51 artistas.

La curación incluyo obras con mensaje social y denuncia tal como Miguel Ángel Patricio José con su pieza Tzopantli o Sergio Garval con Suave Patria. una imagen sencilla pero fuerte de una pila de craneo en un carrito de supermercado. Hubo otros no tan directos como Gonzalo Garcia, La tristeza Prestada de nuestros tiempos. Una bella semblanza casi sin color de cuatro mujeres vestidas en atuendo coloniales. Gustavo Villegas, presento How to make a bomb? un interesante collage armado por diferentes cuadros pequeños representando una imagen periodística de un bombardeo en una ciudad en el medio oriente. Andrés Felipe Castaño juega con colores tridimensionales para crear una retícula que dibuja el Retrato de familia. La mención honorífica se la dieron a César Córdova, una imagen obscura de la bodega en una cuenca lechera con vacas alineadas en circulo, con el titulo “Leche”. Américo Elizondo Garza, presento Momentos. En nuestra opinión una de las mejores propuestas en cuanto a contenido y tenida hiypereal. Horacio Quiroz participo con Girlyboy, un retrato amorfo que combina de manera retorcida y fantasiosa un personaje andrógino. Luis Rodrigo presento un cuadro abstracto con una composición que nos recuerda el estilo del Artista Pollock llamado el abuelo. En general la curación fue magnifica y de gran calidad lo cual no se esperaba menos de tan renombradas instituciones. A excepción de una pieza de Salvador Sánchez García, llamada Aproximación a la pintura desde la ficción. Que es una burda replica del concepto de una pieza del pintor americano Mark Tasey, Inocent eye test creada en 1981, actualmente exhibida en el Museo de arte moderno (MoMa) en Nueva York. Esa pieza creemos no debió ser parte de la bienal. No par falta de técnica pero de originalidad.

Tal vez estamos siendo un poco duros con el pintor o los curadores. Pero desde el punto de vista de un espectador común. Una cosa es apropiación y otra muy diferente copiar una idea y hacerla pasar como trabajo original. Entendemos que desde el comienzo de la pintura es difícil encontrar temas nuevos o propuestas originales. Paisajes y bodegones no se han dejado de pintar con las mismas técnicas o estilos. Sin embargo preferimos que usted mismo haga la comparación de estas obras y saque su propia conclusión.

Author: AlejandroIV

Share This Post On